Encontranos aquí

Diario Paraná

Diario Paraná

La confesión del femicida de Julieta: “La cubrí con cal y la enterré”

Crimen

La confesión del femicida de Julieta: “La cubrí con cal y la enterré”

La confesión del femicida de Julieta: “La cubrí con cal y la enterré”

La joven tenía 19 años. La autopsia confirmó que fue violada antes de su asesinato. La confesión del único detenido y por qué investigan si hubo más autores.

Cristian Romero, el joven de 28 años detenido por el femicidio de Julieta Delpino (19) en la localidad santafesina de Berabevú, confesó el asesinato y reconoció haber cubierto el cuerpo de la víctima con cal y haberlo enterrado en el patio trasero de su casa, lugar en el que fue encontrado por la Policía. El imputado había mantenido una relación sentimental con la víctima tiempo atrás y era compañero de trabajo del hermano de Julieta. Las siniestras revelaciones de la autopsia y por qué la fiscal del caso no descarta que hayan más autores libres.

Romero, a quien los vecinos apodaban “chorizo”, fue detenido el sábado por la noche, después de que encontraran en su casa el cadáver de Julieta. La joven desapareció el viernes por la noche, cuando regresaba a su casa después de trabajar en un kiosco. Lo último que se supo de ella fue un mensaje de audio de WhatsApp que le envió a su mamá, en el que le pedía que le calentara la cena y le advertía que ya había emprendido el regreso después de su jornada laboral.

Imagen

Las cámaras de seguridad confirmaron que la joven pasó en su bicicleta cerca de un club de la zona y llegó a cruzar las vías del tren, ubicadas a tres cuadras del domicilio de su mamá. Media hora después, su teléfono dejó de tener señal. La familia hizo la denuncia en la mañana del sábado y en horas de la tarde la Policía encontró su ropa interior en una casa abandonada, en la que creen que el agresor la mantuvo cautiva para poder violarla antes de asesinarla

Las cámaras de seguridad ubicaron al auto del único imputado transitando en la zona del crimen. Circulaba por el barrio a la misma hora en la que el teléfono de Julieta fue apagado. Los investigadores obtuvieron una orden de allanamiento y los perros encontraron más prendas de vestir de la víctima tanto en el vehículo del sospechoso, como en el domicilio de Romero. Fue en el galpón abandonado que encontraron la ropa interior de Julieta. “No voy a declarar”, sostuvo en ese momento, mientras los canes confirmaban que la joven, por entonces desaparecida, había estado en esa casa.

Horas después, cerca de las once de la noche, los efectivos encontraron el cuerpo de Julieta enterrado en la casa de Romero. Fueron los mismos perros los que se dirigieron al patio trasero y señalaron el montículo de tierra removida. El cuerpo estaba cubierto con cemento, en el patio trasero de la vivienda y fue trasladado al Instituto Médico de Venado Tuerto, en donde se llevó adelante la autopsia. De acuerdo al reporte forense, la joven recibió un botellazo en la cabeza y cinco puñaladas en su cuerpo. Además, se constataron lesiones compatibles con un abuso sexual.

De acuerdo a la reconstrucción que lleva adelante la fiscal de la causa, Susana Pepino, el imputado fue a trabajar el sábado por la mañana a una obra en construcción junto al hermano de la víctima. Por ese entonces, la madre ya había realizado la denuncia por su desaparición. Desesperado por no encontrar a su hermana, el joven increpó a su ex cuñado y le preguntó si la había visto. “No sé nada, man”, le contestó durante la jornada de trabajo. Para ese entonces, el cuerpo de Julieta ya había sido enterrado en el patio de la casa de Romero.

Más sobre Crimen

Muy pronto…

APDRA

¡URGENTE! – El Portal de las Noticias

No aceptamos dinero del Estado. Ayudanos

Donar a Diario Pná
Publicidad

Las más leídas

Publicidad

Noticias de Paraná

Últimas noticias

Donar a comedores

Estamos ayudando a los comedores comunitarios de Paraná. Poné tu granito de arena.

Arriba